Atención al paciente y citas:

924 240 351

Badajoz I Mérida I Don Benito I Plasencia

¿Cómo afecta la diabetes a la vista?

La diabetes es una enfermedad crónica e irreversible que aumenta el riesgo de padecer enfermedades oculares y que afecta al 13% de la población española.

La diabetes es una enfermedad de tipo metabólico que se caracteriza por un aumento de la concentración de glucosa en sangre, porque el páncreas no está produciendo, o el organismo no está utilizando, la insulina de la forma correcta.

La insulina es una hormona indispensable para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Es necesaria para que la glucosa pueda entrar en las células aportando los nutrientes necesarios.

La diabetes es una enfermedad crónica que no tiene cura, pero con el tratamiento adecuado permite llevar al paciente una vida prácticamente normal.

Hay dos tipos de diabetes. En la diabetes tipo 1 el cuerpo no produce insulina; en la diabetes tipo 2, que es la más común, el cuerpo no produce o no utiliza de forma correcta la insulina. Sin la suficiente insulina que regule los niveles de glucosa, esta permanece en la sangre pudiendo producir, sin el debido control, daños en órganos.

Cómo afecta a los ojos.

La diabetes ocular es un problema de vital importancia en los países desarrollados.

Una de las principales complicaciones de la diabetes es la retinopatía diabética, es decir, los vasos sanguíneos que irriga la retina se deterioran, pudiendo inflamarse y sufrir fugas de líquido, además de impedir que la sangre fluya con normalidad.  

Otros problemas oculares que pueden afectar a personas con diabetes son las cataratas y el glaucoma.

La mayoría de diabéticos no presenta disminución de la agudeza visual hasta fases evolucionadas de la enfermedad, cuando la pérdida de visión ya es irreversible. La prevención es un elemento clave para evitar daños que no se puedan tratar por estar muy avanzados.

Realizar una revisión oftalmológica de forma periódica es indispensable para mantener la buena salud en nuestros ojos, más aún cuando se padece una enfermedad que puede tener repercusión en nuestra vista.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email