Atención al paciente y citas:

924 240 351

Badajoz I Mérida I Don Benito I Plasencia

ICL

¿Qué es ICL?

ICL es la nueva generación en corrección de la visión. Se trata de una lente que se introduce en el ojo para corregir la miopía, hipermetropía y astigmatismo, ofreciendo un rango mucho más amplio de graduaciones posibles de corregir que puede liberarte de tus gafas y lentes de contacto.

La técnica empleada para corregir la visión con lentes ICL es la Cirugía Implanto-Refractiva, que consiste en el implante de una lente de colámero (EVO Visian ICL) en el interior del ojo, en concreto en la cámara posterior del mismo (espacio virtual intraocular ubicado detrás del iris y delante del cristalino).

En VISTA Sánchez Trancón somos referente internacional en implante de lentes ICL y nuestros cirujanos oftalmólogos han realizado más de 2.500 procesos quirúrgicos con lentes ICL.

LA INTERVENCIÓN CON LENTES ICL DURA

minutos x ojo

Patologías relacionadas con ICL

MIOPÍA

ASTIGMATISMO

HIPERMETROPÍA

Una evolución para la libertad visual

¿Qué es una lente EVO Visian ICL?

Son unas lentes compuestas de un material totalmente compatible con el ojo y están capacitadas para proporcionar una visión nítida y clara. Una vez implantadas pueden permanecer de manera indefinida en el ojo, aunque, es posible retirarlas o cambiarlas, si por alguna circunstancia fuese necesario.

¿Indicaciones?

En principio, puede beneficiarse del implante de EVO VIsian ICL cualquier persona de entre 20 y 60 años con miopía, hipermetropía y astigmatismo. Es necesario individualizar cada indicación y procedimiento en función del número dioptrías previas, presencia o no de ojo vago, otras enfermedades oculares o generales, edad, uni o bilateralidad del proceso, etc.

Es importante indicar que con estas lentes se pueden neutralizar un gran número de dioptrías: hasta 18-19 en el caso de las miopías, 10 en las hipermetropías y 6 dioptrías en el caso de astigmatismo.

¿Procedimiento?

La cirugía se realiza de manera ambulatoria, con anestesia en gotas y puede tener una duración de 15 a 20 minutos. La recuperación visual suele ser rápida y en el 90-95% de los casos el paciente se reincorpora a su vida laboral o social normal al cabo de 4 -7 días. Aunque se puede realizar la cirugía de ambos ojos el mismo día, la mayoría de cirujanos optan por hacerla en días distintos (con un intervalo entre ambos procedimientos que oscila desde uno hasta siete días).

En la actualidad, cerca de 800.000 ICLs han sido implantadas con éxito a nivel mundial, y cada año aumenta el número de cirujanos que emplean esta técnica con sus pacientes, debido a su seguridad , eficacia y alta tasa de satisfacción.

Implante Lente ICL