Atención al paciente y citas:

+34 924 240 351

Badajoz I Mérida I Don Benito I Plasencia I Cáceres Portalegre I Évora

¿Es posible evitar la presbicia?

¿Sabías que en aproximadamente 10 años se calcula que más de la mitad de la población española tendrá presbicia?

Este dato lo puedes comprobar en este estudio estadístico, y ahora vamos a lo que más te interesa.

Presbicia vista cansada

¿Qué es la presbicia?

La presbicia es la pérdida fisiológica de la capacidad que tiene el ojo de enfocar, esto comúnmente también se conoce como vista cansada.

A lo largo de la vida llega un momento en el que es muy común comenzar a ver mal de cerca, ya sean objetos, letras o pantallas.

Esto ocurre porque la capacidad enfoque del ojo, con el paso de los años, comienza a degenerarse de forma progresiva.

Síntomas de la presbicia

Al llegar a cierta edad, el músculo que envuelve al cristalino (músculo ciliar) pierde su elasticidad, y por lo tanto la capacidad de enfoque, dificultando la visión en distancias cercanas.

Cuando una persona aleja un objeto cercano lo máximo posible para poder verlo mejor, significa que puede tener un principio de presbicia.

Otros síntomas que pueden indicar el principio de presbicia

– Dificultad para leer letras pequeñas.

– Alejar lo máximo posible cualquier objeto, libro, o pantalla para poder verlo con mejor enfoque.

– Fatiga visual.

– Dolores de cabeza.

– Enrojecimiento de ojos.

Presbicia tratamientos

Causas de la presbicia

La causa principal por la que se produce la presbicia es la edad.

Generalmente entre los 40 y 45 años de edad, el músculo que se encarga del movimiento del cristalino, y por lo tanto de la capacidad de enfoque del ojo, se va atrofiando de forma progresiva.

Por este motivo, desde los 40 hasta aproximadamente los 60 años de edad, la presbicia va avanzando cada vez más, por eso es muy común que las personas en este rango de edad comiencen a ver peor los objetos en visión cercana, en concreto a menos de 35 cm de distancia de los ojos.

Factores de riesgo

El principal factor de riesgo para padecer presbicia es esencialmente la edad.

Cualquier persona a partir de 40 años aproximadamente puede padecer de presbicia, incluso puede aparecer antes, en algunos casos aparece a partir de los 35 años de edad.

La vista cansada es algo a lo que todos estamos expuestos, independientemente de tener o no otros factores refractarios como miopía, hipermetropía o astigmatismo.

¿Cómo diagnosticar la vista cansada?

Al igual que en la operación de miopía, es esencial realizar un estudio exhaustivo del paciente para saber cuál es el tratamiento más adecuado según cada persona, y el desarrollo independiente de cada ojo.

No solo por la operación en sí, sino por el tipo de técnica o lente que se le puede  implantar a esa persona en función de sus defectos refractarios.

Es decir; hay que hacer un estudio para ver si es conveniente o no realizar la operación a cada paciente y el tipo de técnica, y si le conviene, el oftalmólogo deberá valorar el tipo de lente y graduación exacta que más le conviene a cada persona.

Además, es muy importante estudiar la córnea para ver si tiene algún tipo de irregularidad que contraindique la intervención, de esta forma se pueden estudiar todas las medidas intraoculares para que el cálculo de la lente sea lo más exacto posible.

Tipos de tratamientos para la presbicia

La presbicia es un proceso degenerativo que aumenta con la edad, para corregir este defecto ocular siempre se han utilizado unas gafas para ver de cerca, esto a día de hoy es una práctica muy usual, aunque actualmente existen otros tratamientos para tratar la presbicia.

Gafas para la presbicia

Es el método que se ha usado siempre para corregir esta anomalía ocular degenerativa asociada a la edad.

Para corregir este defecto de enfoque se utilizan unas gafas especiales para ver de cerca. En este apartado hay que hacer especial hincapié con las gafas premontadas.

Las gafas premontadas se deben utilizar únicamente como gafas secundarias o de emergencia, pero nunca para uso diario.

Es importante que para el día a día las gafas para la presbicia sean de calidad y estén graduadas según el eje visual de cada persona.

En el caso de padecer defectos refractivos como el astigmatismo o la miopía, lo mejor es optar por unas gafas progresivas que permitan ver bien a cualquier distancia.

Lentillas para la presbicia

También existen lentes de contacto progresivas o multifocales, estás lentillas especiales permiten ver bien de cerca, a distancias intermedias, y de lejos.

Al igual que ocurre con las gafas, es importante que un oftalmólogo especialista recete este tipo de lentillas, ya que pueden ser monofocales o multifocales.

Lentillas para la presbicia

También existen lentes de contacto progresivas o multifocales, estás lentillas especiales permiten ver bien de cerca, a distancias intermedias, y de lejos.

Al igual que ocurre con las gafas, es importante que un oftalmólogo especialista recete este tipo de lentillas, ya que pueden ser monofocales o multifocales.

Cirugía refractiva

A la hora de tratar la presbicia mediante intervención quirúrgica existen diferentes técnicas, en líneas generales se puede decir que las más utilizadas son dos:

Cirugía láser ocular

Consiste en modificar la curvatura de la córnea para compensar la falta de elasticidad del cristalino.

Implantación de lentes intraoculares

Realmente el único tratamiento quirúrgico definitivo para corregir la presbicia es la implantación de lentes intraoculares.

Dependiendo del defecto refractivo de cada ojo y del estudio previo preoperatorio del paciente, el especialista valorará cuál es el tipo de lente y técnica que más le conviene a esa persona, pudiendo ser lentes monofocales o multifocales.

Este tipo de operación consiste en sustituir el cristalino por una lente intraocular, de esta forma se consigue eliminar la presbicia de forma definitiva y evitar otros problemas oculares asociados a la edad, como la aparición de cataratas.

Presbicia tratamientos

¿Se puede prevenir la presbicia?

La presbicia es una alteración visual asociada a la edad que no se puede prevenir, aunque se puede mejorar, especialmente en sus inicios, manteniendo ciertos hábitos de higiene visual como:

Procurar tener una buena iluminación a la hora de leer.

Realizar pequeños periodos de descanso cada 30 minutos, sobre todo si trabajamos con pantallas.

Mantener una buena hidratación ocular, incluso forzando el parpadeo si es necesario.

Hacer ejercicios de enfoque, intercambiando el campo de visión mirando un punto lejano y un punto cercano.

¿Qué diferencia hay entre hipermetropía y presbicia?

La hipermetropía es un defecto refractivo que puede aparecer en la infancia o en edades tempranas durante la juventud.

La presbicia es la consecuencia de la atrofia muscular progresiva a causa del envejecimiento del músculo que envuelve al globo ocular (músculo ciliar).

¿Es posible tener miopía y presbicia?

Si, cualquier defecto refractivo como la miopía el astigmatismo o la hipermetropía son compatibles con la presbicia.

La presbicia se produce a causa del envejecimiento del músculo, independientemente de que existan o no otros defectos oculares.

¿Cuánto cuesta una operación de presbicia en España?

Los precios de la operación para la presbicia pueden variar, aquí puedes conocer más detalles acerca de la operación, si quieres saber el precio exacto no dudes en contactar con nosotros.

Presbicia operación

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email