Atención al paciente y citas:

924 240 351

Badajoz I Mérida I Don Benito I Plasencia

Problemas visuales asociados a la edad

La edad tiene un peso importante en nuestra salud visual. El organismo se va deteriorando y con ello, nuestros sentidos van perdiendo su eficacia de forma progresiva.

La vista es uno de los sentidos a los que más afecta la edad. El envejecimiento trae asociado una pérdida de agudeza visual, sensibilidad a la luz, ojo seco o pérdida de capacidad para enfocar. Además, existen diversas enfermedades y patologías asociadas a la edad.

Enfermedades visuales asociadas a la edad más frecuentes.

Cataratas. La catarata es la pérdida de transparencia del cristalino, es decir, la lente que está detrás de la pupila y que nos sirve para enfocar nítidamente los objetos, se vuelve opaca o poco transparente. Aunque puede darse también en jóvenes, son las personas mayores las que mayoritariamente se ven afectadas por este problema 

Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE). La DMAE es un trastorno visual asociado con la edad, que destruye lentamente la visión central. Es la primera causa de pérdida visual irreversible en el mundo occidental.

Glaucoma. El glaucoma es una enfermedad que tiene como resultado la degeneración de los tejidos sensibles del ojo, fibras nerviosas de la retina y especialmente el nervio óptico, que es el encargado de transmitir las imágenes visuales al cerebro. No es un problema exclusivo de la tercera edad, pero sí se da más en este grupo de población. 

Presbicia. La presbicia es una de las grades evidencias de que la vista cambia a partir de los 40. No es una enfermedad, es un error refractivo que se produce por el endurecimiento del cristalino. Con el paso del tiempo va perdiendo elasticidad y la capacidad de enfocar objetos cercanos disminuye.

Para evitar o minimizar en la medida de lo posible los efectos de la edad sobre la vista, es indispensable desarrollar hábitos que nos ayuden a tener una vista sana. Una alimentación equilibrada, actividad física moderada y evitar hábitos tóxicos contribuirán a una mejor salud ocular. Y, por supuesto, teniendo en cuenta que la prevención es un factor indispensable en cualquier patología ocular, hay que realizar revisiones oftalmológicas anuales a partir de los 45.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email