Atención al paciente y citas:

924 240 351

Badajoz I Mérida I Don Benito I Plasencia

Teletrabajo y salud visual

mujer teletrabajando

El confinamiento ha modificado muchos de nuestros hábitos. Con el teletrabajo, ha habido un incremento de horas delante de pantallas, utilizando visión cercana y una reducción de luz natural, que han pasado factura a nuestros ojos.

Durante el período de cuarentena, nos hemos visto obligados a priorizar el modelo de teletrabajo sobre el presencial, en aquellas situaciones en las que fuera viable. Esta modificación en los hábitos, ha supuesto una mejora en algunos aspectos, pero también ha pasado factura a nuestra salud, especialmente a la salud ocular.

Nuestra vista está adaptada a los espacios abiertos. No en vano, en la antigüedad esa adaptación visual a un entorno natural, garantizaba en gran parte, nuestra supervivencia. El teletrabajo es una realidad que ya existe desde hace tiempo, “especialmente en países como Países Bajos, Finlandia y Luxemburgo que son los países de la UE que contaban con más teletrabajadores antes de la crisis sanitaria” Pero de repente, nos hemos visto en espacios reducidos, con luz artificial, y desempeñando trabajos en los que la vista se utiliza principalmente en distancias cortas. Este sobre esfuerzo puede originar ojo seco, alteraciones en el sistema acomodativo y de visión monocular. Además de fatiga visual, visión borrosa y dolor de cabeza o de ojos.

Consejos para mejorar la salud visual.

Cuida la iluminación. Asegúrate de que la iluminación es la adecuada y que no se producen reflejos. Elige, siempre que puedas, luz natural. Coloca el ordenador cerca de la ventana, de manera que la pantalla quede perpendicular a la ventana, evitando así reflejos molestos para la vista. El monitor debería estar a 50-60 cm de los ojos.

Realiza descansos periódicos. Mantener la vista en la pantalla durante mucho tiempo reduce la frecuencia del parpadeo, la conjuntiva puede perder su lubricación y resecarse. Intenta mantener la hidratación de los ojos en niveles adecuados. Para ello, bebe agua con frecuencia, utiliza gotas humectantes si es necesario y realiza descansos regulares utilizando, por ejemplo, la regla 20-20-20.

La prevención es fundamental. Realizar revisiones periódicas, asegurarte de que tus gafas tienen la graduación correcta y están en buen estado y utilizar preferiblemente gafas a lentillas para trabajar con pantallas, te ayudaran a mantener una buena salud visual.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email