Atención al paciente y citas:

+34 924 240 351

Badajoz I Mérida I Don Benito I Plasencia I Cáceres Portalegre I Évora

Herpes ocular, el peligro de contagio en verano aumenta

El herpes ocular es una de las afecciones oculares más frecuentes que sufren las personas a lo largo de la vida.

Cualquier persona, tenga la edad que tenga, puede sufrir de herpes en el ojo, incluso los bebés recién nacidos.

herpes ocular

¿Qué es el herpes ocular?

Es una enfermedad que afecta al globo ocular causando la inflamación de los párpados, de la piel de la órbita del ojo y del nervio óptico, manifestándose a veces como una conjuntivitis vírica.

Existen diferentes tipos de herpes oculares aunque el más frecuente es el herpes simple.

¿Qué causa la aparición del herpes ocular?

La aparición del herpes se produce cuando el virus entra en contacto con la mucosa del ojo, dependiendo del tipo de herpe que haya provocado la infección esta enfermedad ocular podrá ser de menor o mayor gravedad.

Se puede decir que normalmente el herpes en el ojo se contagia a través de los fluidos corporales.

En ocasiones, el herpes ocular puede aparecer causado por una bajada de las defensas en el sistema inmune, por contacto directo con el virus de otra persona, o por haber tocado alguna parte del cuerpo infectada por el virus del herpes (saliva, lágrimas o secreciones), y después tocarnos los ojos.

Tipos de herpes oculares

Existen diferentes tipos de herpes oculares, en líneas generales se pueden decir que existen principalmente dos tipos de herpes que afectan a los ojos: herpes simple, y herpes zóster.

Normalmente el más común y el que suele afectar a la mayoría de personas que sufren herpes en el ojo es el herpes simple.

-Herpes simple tipo 1

Este tipo de herpes simple (también conocido como herpes labial), se da cuando la infección en los ojos se produce a través de la saliva, tras haber estado en contacto directo con una zona del cuerpo afectada.

El virus se propaga mediante la saliva creando lo que comúnmente se conoce como conjuntivitis vírica.

-Herpes simple tipo 2

Este tipo de virus es la causa principal del herpes genital, cuando la infección ocular la causa este tipo de herpes generalmente también suele provocar otitis.

Herpes zóster

Este tipo de herpes también se conoce como “culebrilla”, cuando una persona contrae varicela, su cuerpo no se deshace completamente del virus, el virus simplemente permanece inactivo.

Con los años este virus se puede volver a activar creando erupciones cutáneas dolorosas, cuando aparece cerca de la órbita del ojo puede llegar a afectar directamente al nervio óptico.

herpes ocular

¿Cuáles son los síntomas del herpes ocular?

Los síntomas del herpes ocular se presentan a las pocas horas de haberse producido la infección, estos síntomas suelen ser:

  • Sensación de cuerpo extraño.
  • Picazón, quemazón o erupción en la superficie de la piel.
  • Dolor intenso.
  • Conjuntivitis.
  • Fotofobia.
  • Inflamación en los párpados (incluso úlceras).
  • Visión borrosa o menor campo de visión.
  • Fiebre.

En los casos más graves se puede producir parálisis en la retina, pérdida completa de la percepción del color e incluso ceguera.

Diagnóstico del herpes ocular

Es importante acudir a un oftalmólogo especialista para que confirme que se trata de una infección por herpes ocular, y descarte otras enfermedades oculares.

Para detectarlo será necesario realizar un examen oftalmológico completo, y detectar qué tipo de herpes ha provocado la infección.

Tratamiento para el herpes ocular

Existen diferentes formas de tratar un herpes ocular, dependiendo del tipo de herpes y del grado de afección que el herpes haya causado en el ojo a cada paciente, será más aconsejable utilizar un tratamiento u otro.

Una vez el oftalmólogo haya realizado el examen clínico previo podrá recetar: pomadas, antiinflamatorios en colirios o pastillas, siempre teniendo en cuenta el tipo de herpes y el grado de afección de cada paciente.

Es esencial que tanto el diagnóstico como el tratamiento sea recetado por un oftalmólogo especialista, un uso indebido de medicamentos para tratar el herpes oftálmico pueden derivar en un problema mayor, como por ejemplo: aumento de problemas renales, trastornos del metabolismo y de la actividad inmunitaria.

herpes ocular tratamiento

¿Se puede prevenir el herpes ocular?

El virus del herpes es un tipo de virus muy común, normalmente el primer contagio sucede durante la infancia (con enfermedades como la varicela) y permanece inactivo durante el resto de la vida.

Hay situaciones inevitables en las que el virus se puede volver a reactivar como por ejemplo o a raíz de una bajada en las defensas del sistema inmunitario.

Aunque se pueden tomar medidas para prevenir y minimizar la reactivación del virus, como por ejemplo:

✔️ Mantener una buena higiene de la zona afectada de manera frecuente.

✔️ Tras la limpieza es importante secar bien la zona, los virus suelen proliferar en zonas húmedas de la piel.

✔️ Se trata de un virus muy contagioso, por lo tanto hay que tener especial cuidado de no compartir: Toallas, maquillaje, sábanas…etc.

¿Es grave tener herpes en el ojo?

Los herpes oculares son tratables y controlables mediante medicamentos, sin embargo hay casos en los que si llegan a ser muy graves.

Hay herpes oculares que son detectados o tratados inadecuadamente con corticoides, lo que puede llegar a generar una úlcera corneal con secuelas graves como cicatrices o una disminución de la agudeza visual.

El problema está en que en algunos pacientes el herpes realmente no desaparece, simplemente permanece inactivo, hasta que con el tiempo se vuelve a reactivar.

Estos brotes o recaídas suelen producir pequeñas cicatrices en la córnea, cuando esos brotes se vuelven recurrentes, esas cicatrices en la córnea se multiplican, dificultando la visión hasta el punto de producir cataratas o ceguera corneal.

Herpes ocular en niños

Este tipo de infección ocular puede afectar a personas de cualquier edad.

Cuando el herpes ocular se da en niños hay que tener especial cuidado, los pequeños juegan y no son conscientes del peligro de contagio que supone esta afección ocular.

Por este motivo es aconsejable reducir los contactos con otras personas para evitar que el virus se expanda.

Algunos bebés recién nacidos pueden padecer una pequeña infección a causa del herpes zóster, estos están presentes en la saliva y en la mucosa de los genitales, por eso al momento de nacer si el virus entra en contacto directo con los ojos el pequeño puede padecer herpes en el ojo.

herpes ocular niños

¿Cuánto dura el herpes en el ojo?

Dependerá del tipo de herpes y del grado de afección que tenga cada paciente, en general el herpes ocular activo tiene una duración aproximada de entre 7 a 14 días, una vez pasado esos días el virus se inactiva utilizando un tratamiento adecuado, aunque permanece latente en el cuerpo para siempre.

Aunque el virus permanezca en el cuerpo esto no necesariamente significa que el paciente vuelva a tener un brote.

Si tienes alguna duda o consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

Cualquier persona, tenga la edad que tenga, puede sufrir de herpes en el ojo, incluso los bebés recién nacidos.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email