Atención al paciente y citas:

+34 924 240 351

Badajoz I Mérida I Don Benito I Plasencia I Cáceres Portalegre I Évora

Estrés visual ¿Cómo afecta a la vista?, 5 consejos para reducir la fatiga ocular

¿Sabías que alrededor del 80% de las personas padecen estrés visual? Este número ha crecido exponencialmente durante la pandemia sanitaria generada por la enfermedad que provoca el virus covid-19 (“coronavirus”).

Estrés visual

¿Qué es el estrés visual?

El estrés visual se conoce clínicamente como la astenopia, se produce por un sobreesfuerzo de la visión, especialmente cuando pasamos largos periodos enfocando pantallas, monitores, o trabajos manuales en visión cercana que exigen enfoque y concentración.

¿Qué causa el estrés visual?

Es importante tener en cuenta que nuestro sistema visual, desde nuestros ancestros, está preparado para la visión lejana.

Nuestros hábitos de vida han cambiado rápidamente, ahora gran parte del día a día de la mayoría de las personas demanda visión en distancias cercanas y medias, dejando a la visión lejana en un segundo plano.

Cuando estamos en el exterior y observamos un punto lejano (a una distancia de más de 6 metros) los músculos de nuestros ojos están relajados.

Para ver bien en visión cercana y en distancias medias, los músculos de los ojos se contraen para enfocar y ver con claridad todos los detalles, cuando la visión cercana se prolonga durante varias horas seguidas, ese sobreesfuerzo de los músculos oculares provocan fatiga y estrés visual.

Síntomas del estrés visual

Cuando una persona sufre estrés visual puede padecer síntomas que son llevaderos, o síntomas que afectan directamente a la visión del paciente, como por ejemplo:

  • Tensión ocular alta.
  • Pesadez en los ojos.
  • Necesidad de frotarse los párpados.
  • Cansancio excesivo.
  • Fotofobia (alta sensibilidad a la luz).
  • Picor y escozor de ojos.
  • Sensación de cuerpo extraño.
  • Visión doble o borrosa.
  • Dolor de cabeza (o migraña).
  • Sensación de fatiga o ansiedad.

¿Cómo afecta a la visión el estrés visual?

El estrés visual puede afectar en mayor o en menor medida a las personas según el nivel de estrés que padezcan.

➜ Tic en el ojo

Los tics en el ojo son movimientos involuntarios y repetitivos que se producen en los párpados (también llamados blefaroespasmos).

La causa principal de la aparición de TICs en el ojo es el estrés y la falta de sueño.

➜ Blefaritis

La blefaritis es una patología que se caracteriza por presentarse en forma de inflamación y rojez en los párpados.

Esta patología en principio se presenta de forma leve, aunque hay que tener en cuenta que suele ser crónica y se puede agudizar con el tiempo derivando en un problema mucho mayor.

➜ Síndrome del ojo seco

Cuando una persona sufre estrés visual, la frecuencia de parpadeo disminuye reduciendo así la hidratación ocular.

Un alto nivel de estrés visual mantenido en el tiempo puede llegar a derivar en un problema mayor como el síndrome del ojo seco.

El síndrome del ojo seco es un problema ocular crónico que se produce cuando la película lagrimal se seca más rápido de lo habitual o no cubre de forma adecuada toda la superficie del ojo.

➜ Derrames oculares

Cuando una persona padece un alto nivel de estrés visual, una de las acciones más frecuentes para aliviar el escozor ocular es frotarse los ojos.

Frotarse los ojos puede producir lo que comúnmente se conoce como “derrame ocular”, cuando nos frotamos se ejerce presión sobre el globo ocular, esta presión puede llegar a romper vasos sanguíneos de la conjuntiva y como consecuencia aparecer una pequeña mancha de sangre en la superficie del ojo.

➜ Conjuntivitis

Otras consecuencias de frotarse frecuentemente los ojos a raíz de un alto nivel de estrés visual es la conjuntivitis vírica.

La conjuntivitis es una infección de la membrana transparente que recubre el globo ocular (conjuntiva) tras haber estado en contacto con una bacteria, esto provoca enrojecimiento, hinchazón y escozor en el globo ocular.

➜ Pérdida de la visión repentina 

Un exceso de estrés visual también puede ser la causa de una pérdida de la visión repentina (amaurosis fugaz).

La amaurosis fugaz se produce como consecuencia de la obstrucción de una arteria o vena dentro del ojo, provocando que la sangre no circule y se produzca la pérdida de la visión temporal.

estrés visual síntomas

¿Quiénes tienen más riesgo de padecerlo?

El estrés visual puede afectar a cualquier persona, aunque suele ser más común y frecuente en personas que tienen un alto nivel de estrés físico y mental.

Aunque ninguna persona esté exenta de sufrir una situación de alto nivel de estrés que pueda causarle efectos en el organismo, se puede prevenir en cierta medida adoptando buenos hábitos de higiene visual.

Estrés visual en niños

Los niños tampoco están exentos de sufrir estrés visual, los nuevos hábitos de vida, el uso intensivo de pantallas y el aumento de tareas en visión cercana durante el día a día, hacen que los niveles de estrés visual aumenten.

El estrés visual en niños se manifiesta cuando los pequeños tienen dificultad para ver el texto, falta de concentración en tareas de visión cercana y bajo rendimiento académico.

¿Cómo saber si tienes estrés visual? Diagnóstico

Los síntomas de estrés o fatiga visual son comunes a otras enfermedades oculares de mayor gravedad.

Es importante que esta afección ocular sea diagnosticada por un oftalmólogo especialista a través de un examen oftalmológico completo. De esta forma el especialista examinará el nivel de estrés visual que padece cada persona, podrá descartar la presencia de otras enfermedades oculares de mayor gravedad, y valorará el tratamiento más adecuado según el grado de afección de cada paciente.

Tratamiento para el estrés visual

Dependiendo del nivel de fatiga visual que padezca cada paciente y del grado de afección (teniendo en cuenta que no existan otras enfermedades oculares de mayor gravedad), el oftalmólogo especialista recetara el tratamiento específico más adecuado a cada paciente.

Como parte del tratamiento es recomendable mantener unos buenos hábitos de higiene visual, mantener una dieta rica y equilibrada en alimentos buenos para la vista, y en caso necesario, usar lágrimas artificiales específicas recetadas por un oftalmólogo.

estrés visual tratamiento

Consejos para reducir y prevenir el estrés visual

Aunque nadie este exento de padecer estrés visual, este nivel de estrés se puede prevenir y reducir adoptando normas de higiene visual como por ejemplo:

1) Mantener la distancia adecuada

Es importante mantener una distancia adecuada a la hora de leer o realizar trabajos manuales a distancias muy cortas.

La distancia más adecuada para leer y trabajar en la mayoría de objetos que utilizamos es:

– Móvil: 30-35 cm.

– Ordenador: 60 cm.

– Libro: 40 cm.

2) Trabajar con suficiente iluminación

A la hora de trabajar, leer o estudiar es muy importante hacerlo en una habitación con una iluminación adecuada, siempre que sea posible con luz natural.

En caso de utilizar ordenador, evita que la luz produzca reflejos o sombras en la pantalla.

3) Respetar los periodos de descanso

Para evitar las consecuencias que puede conllevar un alto nivel estrés ocular es importante realizar descansos periódicos, como por ejemplo la regla del 20-20-20.

Esta regla ideada por el oftalmólogo Jeffrey Ansehl es clave para cuidar la salud ocular, esta regla consiste en parar cuando llevemos 20 minutos trabajando en distancias cortas, durante 20 segundos y mirar a una distancia de 20 pies (aproximadamente unos 6 metros).

Esta sencilla norma de higiene visual no solo sirve para reducir el estrés ocular, también ayuda frenar el aumento de la miopía en niños y en adultos.

4) Parpadear con frecuencia

Para mantener una buena hidratación ocular es importante evitar los ambientes secos (como por ejemplo el aire acondicionado) y parpadear con frecuencia para evitar la sequedad ocular y el picor.

El uso intensivo de pantallas hace que el parpadeo se reduzca a la mitad, por eso es aconsejable incluso forzar el parpadeo cada cierto tiempo, de esta forma se hidratan los ojos y evita que sufras irritación ocular.

5) Mantener otros hábitos de vida saludables

Los buenos hábitos ayudan a mejorar la salud del organismo en general, incluida la salud visual. Por eso también es importante:

✔ Mantener una dieta rica y variada en alimentos buenos para la vista.

Dormir y descansar correctamente por la noche (8 horas).

Practicar ejercicio al menos durante 30 minutos al día.

✔ Mantener una postura corporal correcta cuando estemos trabajando para reducir la tensión de la cabeza, los hombros, el cuello y los ojos.

estrés visual remedios

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email