Inyecciones intravítreas: ¿En qué casos se usan? ¿Para qué sirven?

Es posible que en más de una ocasión hayas escuchado hablar sobre el tratamiento con inyecciones intravítreas para tratar enfermedades oculares como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), esto se debe a que las inyecciones intravítreas se han convertido en una de las herramientas más comunes para tratar esta y otras afecciones oculares. 

Gracias a estas inyecciones mínimamente invasivas, los pacientes pueden mejorar significativamente su visión y reducir los síntomas de la enfermedad sin necesidad de cirugía.

Por eso en este artículo te vamos a explicar todo lo que necesitas saber acerca de las inyecciones intravítreas para tratar la DMAE, desde cómo se realiza el tratamiento, hasta cuáles son los riesgos y las posibles complicaciones.

Inyecciones intravítreas

¿Qué son y para qué sirven las inyecciones intravítreas?

Las inyecciones intravítreas son un tratamiento oftalmológico seguro y eficaz para tratar una gran variedad de enfermedades oculares.

Se realizan directamente en la cámara vítrea del ojo, a través de una aguja muy fina que permite administrar directamente los medicamentos en el globo ocular.

Esto se ha convertido en una forma cada vez más común de tratamiento para patologías relacionadas con la retina, la córnea y otras afecciones oculares.

¿Por qué son necesarias las inyecciones en el ojo? 

Las inyecciones intravítreas son necesarias para lograr un mejor resultado en el tratamiento de enfermedades oculares específicas. 

Esto se debe a que al inyectar los medicamentos directamente en el ojo, su eficacia y capacidad de absorción se incrementan, permitiendo una mejor respuesta terapéutica. 

Además, de esta manera es posible administrar una cantidad controlada de medicamento directamente en el ojo, lo que significa que hay una mayor precisión en la dosis necesaria. 

Esto es especialmente útil en el tratamiento de ciertas enfermedades oculares, ya que las dosis demasiado altas pueden dañar la retina.

inyecciones intravítreas patologías

¿En qué casos se aplican las inyecciones intravítreas?

Las inyecciones intravítreas se utilizan en el tratamiento de una variedad de enfermedades oculares como:

Retinopatía diabética

Esta enfermedad ocular se caracteriza por el daño que el exceso de glucosa en la sangre provoca en la retina. Al aplicar inyecciones intravítreas para el tratamiento de la retinopatía diabética, se puede reducir el riesgo de pérdida de la visión.

DMAE (H3)

Esta enfermedad ocular afecta la capa central de la retina, conocida como mácula, y suele provocar una pérdida progresiva de la visión. En estos casos, el tratamiento con inyecciones intravítreas ayuda a frenar la progresión de la enfermedad.

➜ Membranas neovasculares

Estas membranas suelen ser consecuencia de otras patologías oculares como la alta miopía (miopía magna) y otras enfermedades de la retina. Al aplicar inyecciones intravítreas se consigue detener la progresión de estas membranas y prevenir la pérdida de la visión.

➜ Edema macular

El edema macular se forma cuando hay un exceso de líquido en la mácula, que a su vez puede provocar una pérdida de la visión. En estos casos las inyecciones en el ojo ayudan a disminuir el edema y a mejorar la visión.

➜ Infecciones oculares

Algunas infecciones oculares como la endoftalmitis pueden ser tratadas con inyecciones intravítreas para mejorar la respuesta al tratamiento. Esto ayuda a prevenir la progresión de la infección y a mejorar los síntomas.

➜ Uveítis

Las inflamaciones oculares también pueden tratarse con inyecciones intravítreas. En los casos de uveítis, el tratamiento de inyecciones intraoculares puede ayudar a reducir la inflamación y a prevenir posibles complicaciones.

¿Qué sustancia se inyecta en el ojo?

El tipo de sustancia más adecuada variará según la patología ocular a tratar.

A la hora de decidir el tratamiento, será siempre un oftalmólogo especialista quien determine qué medicamento se debe inyectar.

En general, las inyecciones intravítreas se realizan con medicamentos antiangiogénicos, antiinflamatorios y antibióticos, aunque también se pueden aplicar otros medicamentos según las necesidades del paciente.

inyecciones oculares

¿En qué consiste el tratamiento de inyecciones intravítreas?

Una vez realizado el estudio oftalmológico previo, el oftalmólogo determinará si el tratamiento con inyecciones intravítreas es adecuado para el paciente.

Hay que tener en cuenta que el tratamiento se realiza de manera ambulatoria, es decir; el paciente se va a casa una vez finalizado el procedimiento.

Durante la sesión, el oftalmólogo colocará unas gotas anestésicas en el ojo para eliminar cualquier tipo de molestia durante el procedimiento. Luego se colocará una lente oftalmológica en el ojo para ver mejor la zona a tratar.

Después, se aplicará mediante una aguja muy fina el medicamento adecuado directamente en el ojo con la dosis exacta. 

 Una vez finalizado el tratamiento se colocará un parche en el ojo para evitar cualquier tipo de infección.

Efectos secundarios de las inyecciones intravítreas

Los posibles efectos secundarios incluyen dolor leve, sensibilidad a la luz, enrojecimiento, visión borrosa temporal o irritación ocular.

Estos síntomas suelen ser temporales y desaparecen a los pocos días del tratamiento.

Posibles riesgos

Los riesgos asociados a las inyecciones intravítreas son prácticamente nulos, ya que se trata de un tratamiento muy seguro y eficaz.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que cualquier tratamiento conlleva algún tipo de riesgo, en el caso de las inyecciones dentro del ojo, el riesgo más importante es el de infección (endoftalmitis) o la aparición de una hemorragia.

Aunque esto es muy improbable, es importante que el paciente siga al pie de la letra las indicaciones del oftalmólogo para reducir al máximo cualquier riesgo posible.

inyecciones intravitreas

Consejos después del tratamiento de inyecciones intravítreas

Tras el tratamiento de inyecciones intravítreas, el paciente deberá seguir una serie de consejos para evitar complicaciones y asegurar una buena recuperación.

Algunas de las recomendaciones más importantes son:

  1. Evitar agachar la cabeza o realizar movimientos bruscos.
  2. No realizar esfuerzo físico ni cargar peso durante unos días.
  3. No tocar los ojos ni frotarlos con las manos.
  4. Usar gafas de sol si hay mucha luminosidad.
  5. No apretar los párpados ni los ojos.
  6. No usar gotas oculares ni maquillaje durante unos días.

¿Cuántas inyecciones son necesarias?

Es difícil determinar cuántas inyecciones son necesarias para tratar un trastorno de la vista, ya que depende del tipo de trastorno, de la gravedad de los síntomas y de la respuesta del paciente al tratamiento.

Para saber cuántas inyecciones se necesitan, el oftalmólogo realizará un estudio oftalmológico previo para evaluar la situación del paciente y recomendar la cantidad de inyecciones necesarias.

En general, el tratamiento con inyecciones intravítreas suele requerir entre una y tres inyecciones. Sin embargo, en algunos casos pueden ser necesarias más.

¿Es un tratamiento doloroso?

No, el tratamiento con inyecciones intravítreas se aplica con anestesia local en gotas para evitar cualquier tipo de dolor o molestia durante el procedimiento. 

Aunque algunos pacientes pueden sentir un leve pinchazo durante la aplicación de la inyección, esta sensación desaparece rápidamente.

Inyecciones intravítreas en Extremadura y Portugal

En nuestras clínicas de oftalmología Sanchez Trancón, ubicadas en Extremadura y Portugal, contamos con un equipo médico especializado en el tratamiento de inyecciones intravítreas para tratar distintos trastornos oculares. 

Cada tratamiento es personalizado y se realiza bajo un estricto control médico para garantizar la seguridad y el éxito del procedimiento. 

Si deseas conocer los precios de las inyecciones intravítreas en nuestras clínicas, no dudes en contactar con nosotros.

Título alt: Tratamiento inyecciones intraoculares

Comparte este artículo:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email