Atención al paciente y citas:

924 240 351

Badajoz I Mérida I Don Benito I Plasencia

10 pautas para mejorar tu salud visual

Pautas para mejorar la salud visual.
Pautas para mejorar la salud visual.

Las costumbres han cambiado y con ello nuestra salud visual se ve perjudicada. Cada vez empleamos más tiempo de trabajo en espacios cerrados y disfrutamos menos del aire libre.

Debido a las prisas, al exceso de horas de trabajo y a la utilización de dispositivos electrónicos de forma cada vez más frecuente, nuestra salud visual se resiente.

Son muchas las patologías visuales que pueden sufrir complicaciones con estos hábitos poco sanos. Por esta razón os damos una serie de recomendaciones que ayudan a minimizar los efectos de el excesivo uso de dispositivos electrónicos. La prevención es un factor esencial para tener una vista sana.

10 pautas a tener en cuenta para mejorar tu salud visual.

  • 1. Coloca la pantalla del ordenador de forma paralela a los ojos y a una distancia mínima de 30 centímetros.
  • 2. Asegúrate de que la iluminación es la adecuada y que no se producen reflejos.
  • 3. Intenta mantener los ojos hidratados, aumentando la frecuencia de parpadeo y utilizando gotas humectantes si es necesario.
  • 4. Realiza descansos con frecuencia. Utiliza la regla 20-20-20.
  • 5. Pon especial atención en la temperatura, humedad y ventilación de la habitación. Para que sea confortable y evitar la sequedad ocular.
  • 6. No te frotes los ojos. Este gesto cotidiano puede provocar daños severos en la córnea, infecciones e interferir en la presión ocular.
  • 7. Evita los ambientes con humo y agentes tóxicos o contaminantes.
  • 8. No expongas la vista al sol directo y utiliza gafas de sol durante todo el año.
  • 9. Intenta reducir el tiempo de uso de dispositivos electrónicos.
  • 10. Revisa tu vista una vez al año.

Si padeces fatiga ocular, dolor de cabeza frecuente, ojo seco, visión borrosa o enrojecimiento, pide cita con el oftalmólogo lo antes posible, para poder dar solución antes de que pueda presentar complicaciones.

Y sobre todo, ser muy cuidadosos en el caso de los niños.

Pantallas y niños. Cómo evitar el uso excesivo

Los niños pasan cada vez más tiempo delante de pantallas, tablets y smartphones, un hábito que puede tener consecuencias negativas para el sistema visual de los más pequeños.

En 2020 más del 30% de los niños y adolescentes tendrán miopía como consecuencia del excesivo uso de las pantallas. Datos preocupantes, sobre todo en menores de 7 años que aún no tienen el sistema visual completamente desarrollado.

De media parpadeamos de 15 a 20 veces por minuto, delante de una pantalla este parpadeo se reduce entre 7 y 10 veces por minuto. La función de limpieza y lubricación del parpadeo se ve limitada a la mitad, propiciando la aparición, no solo de la fatiga visual, sino también de sequedad ocular.

Hace unos días el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España recomendaba a los padres optar por rompecabezas y juegos de ingenio como regalos para el período navideño. Este tipo de juguetes contribuyen a desarrollar la percepción y la memoria visual 

Sin embargo, cada vez más se apuesta por regalos tecnológicos; móviles, consolas, tablets y videojuegos. Su uso excesivo pede entrañar un riesgo para la salud visual de los niños. La sobrexposición a las pantallas, sobre todo cuando no se mantiene una mínima distancia de seguridad, puede provocar fatiga visual, progresión de la miopía y aparición de presbicia en edades tempranas.

La vida digital está aumentando la incidencia de trastornos visuales, es importante prevenir problemas futuros evitando un uso excesivo o inadecuado.

Recomendaciones generales para la correcta utilización de la tecnología.

  1. Procurar una iluminación adecuada evitando reflejos en la pantalla.
  2. Colocar la pantalla a una distancia mínima de 30 cm.
  3. Ajustar el contraste y el brillo a las necesidades individuales de cada usuario.
  4. No utilizar los dispositivos más de 15 minutos seguidos sin descanso.
  5. Utilizar la regla 20-20-20 para evitar la fatiga visual.
  6. Realizar revisiones oftalmológicas al menos una vez al año.