¿Dolor en los Ojos? Descubre cómo combatirlo y por qué no deberías ignorarlo

¿Has sentido alguna vez como si tus ojos te dolieran por dentro? Ese dolor de ojos incómodo y repentino puede aparecer en cualquier momento: mientras lees, trabajas o incluso yendo a la compra. A veces es solo una pequeña molestia, otras veces es tan intenso que necesitas cerrar los ojos y esperar a que pase.

¿Por qué ocurre esto? La respuesta puede ir desde algo tan simple como el cansancio hasta algo más serio como puede ser el glaucoma, pero no te preocupes, en este artículo vas a conocer las posibles causas de ese molesto doloren los ojos por dentro, cómo se puede tratar y prevenir.

Dolor en los ojos

¿Qué causa el dolor de ojos?

El dolor en los ojos por dentro se puede deber a una gran variedad de causas, algunas más graves que otras. Las más comunes son:

1 Fatiga visual

En la era digital en la que vivimos, es común pasar horas frente a pantallas de ordenador, televisores, teléfonos móviles y tablets. Este uso prolongado puede ocasionar fatiga ocular o estrés visual, causando dolor en los ojos.

Además, la falta de parpadeo frecuente mientras se utiliza un dispositivo suele aportar sequedad y malestar ocular.

2 Síndrome del ojo seco

El síndrome del ojo seco es una afección ocular en la que los ojos no producen suficientes lágrimas o se evaporan demasiado rápido. Esto puede causar una sensación de ardor, sequedad o dolor ocular. En muchos casos, la superficie del ojo tiende a irritarse, y es posible experimentar una sensación de cuerpo extraño en el ojo constante.

3 Infecciones oculares

Las infecciones oculares como la conjuntivitis bacteriana, pueden causar dolor en los ojos, además de síntomas como enrojecimiento, hinchazón, secreción y sensibilidad a la luz. En casos de infecciones corneales, como la queratitis, puede causar dolor intenso, especialmente al mover el ojo.

4 Lesiones oculares

Cualquier trauma o lesión en el ojo puede causar dolor. Esto puede incluir desde un simple rasguño en la córnea a un golpe directo en el ojo. El dolor puede manifestarse como una sensación de quemazón, punzada o dolor detrás del ojo afectado.

5 Enfermedades oculares graves

Algunas afecciones oculares más serias como: el glaucoma, la uveítis, la celulitis orbitaria o la neuropatía óptica, pueden presentar dolor ocular como uno de sus síntomas. Ten en cuenta que estas enfermedades oculares pueden requerir de atención médica urgente.

6 Mal uso de lentes de contacto

El uso inadecuado de lentes de contacto, como no limpiarlas adecuadamente o usarlas más tiempo del recomendado, puede provocar irritación y dolor en los ojos. 

7 Migraña

Las migrañas oculares son un trastorno que afecta a algunas personas y puede provocar intensos dolores de cabeza y de ojos.

En general, estos dolores de cabeza vienen acompañados de sensibilidad a la luz, náuseas y otros síntomas.

Dolor de ojos causas

¿Cuáles son los síntomas del dolor de ojos?

Los síntomas del dolor ocular varian dependiendo de la causa que lo esté provocando, además puede presentarse acompañados de otras molestias como:

Dolor persistente o intermitente en el ojo: este puede manifestarse como un cosquilleo leve o como una sensación aguda y punzante.

Sensibilidad a la luz: también conocida como fotofobia, este síntoma puede hacer que la luz, ya sea natural o artificial, resulte molesta e incluso dolorosa para los ojos.

Enrojecimiento de los ojos: a menudo, el dolor de ojos se acompaña de enrojecimiento, lo cual puede indicar inflamación o irritación.

Visión borrosa: aunque no siempre ocurre, el dolor de ojos también puede presentarse con visión borrosa o poco clara.

Secreción ocular: en algunos casos, el dolor de ojos puede ir acompañado de secreción ocular que puede ser clara, verdosa o amarillenta.

Ojos llorosos: los ojos pueden producir lágrimas de forma excesiva como respuesta a la irritación o el dolor.

Hinchazón de los párpados: la presencia de hinchazón en los párpados puede ser un indicativo de inflamación o infección en los ojos.

Ten en cuenta que los síntomas van a variar dependiendo de la causa que lo esté provocando, es posible que presentes uno o varios síntomas de los mencionados.

¿Puede el uso prolongado de ordenadores y dispositivos móviles causar dolor de ojos?

Sí, pasar mucho tiempo haciendo uso de ordenadores y dispositivos móviles puede causar dolor en los ojos. Pero, aunque son el motivo principal ¿sabías que no sólo las pantallas provocan esto?

Cualquier actividad que te haga fijar la vista durante mucho tiempo, como leer un buen libro, dibujar o hacer manualidades, también puede hacer que tus ojos se cansen.

Este cansancio se conoce como «estrés visual» o «fatiga ocular». Tus ojos, al estar siempre enfocando, se tensan y dan lugar a una sensación de dolor. Además, cuando estás concentrado, tiendes a parpadear menos, lo que puede causar sequedad e irritación ocular.

¿Qué relación tiene el estrés con el dolor ocular?

El estrés puede manifestarse de diversas formas en tu cuerpo, y tus ojos no son una excepción.

Cuando te encuentras bajo situaciones de estrés, tus músculos suelen tensionarse, incluyendo los músculos de tus ojos. Esta tensión puede derivar en dolor ocular.

Además, el estrés puede modificar comportamientos habituales, como la frecuencia de parpadeo, dando lugar a una mayor sequedad en tus ojos y generando una mayor incomodidad.

El estrés también puede interferir en la calidad de tu sueño. Un descanso insuficiente o de mala calidad puede causar que tus ojos se fatiguen más rápido, intensificando la sensación de dolor.

Es importante mencionar que existen afecciones específicas que pueden estar vinculadas al estrés, como la uveítis por estrés. Incluso la ansiedad puede manifestarse con dolor en un ojo específico, como el dolor en el ojo derecho causado por ansiedad.

Recuerda que el dolor ocular asociado al estrés puede variar en su intensidad, y puede afectar a uno o a ambos ojos, hasta puedes sentirlo en la parte posterior de tus ojos.

dolor en los ojos estrés

¿Cómo aliviar el dolor ocular?

Si tienes dolor en los ojos, hay varios consejos que podrías aplicar para aliviarlo:

  1. Descanso visual: si dedicas muchas horas a la pantalla o a tareas que requieren atención visual, es crucial que te tomes pausas regulares. Un buen método es la regla 20-20-20: cada 20 minutos, mira un objeto que esté a unos 6 metros de distancia durante 20 segundos.
  2. Paños fríos o calientes: aplicar paños húmedos sobre los ojos cerrados puede aliviar la molestia. Mientras los fríos pueden minimizar la hinchazón y la inflamación, los paños calientes pueden ayudar a aliviar la sequedad y la tensión.
  3. Hidratación ocular: el uso de lágrimas artificiales o gotas lubricantes puede mantener tus ojos hidratados, especialmente si padeces de ojo seco.
  4. Ambiente limpio: procura mantener un entorno libre de elementos irritantes, como el humo o el polvo, que puedan empeorar tus síntomas. Además, asegúrate de tener una iluminación adecuada para evitar la tensión ocular.
  5. Masajes oculares: realizar movimientos suaves masajeando los párpados y la zona de alrededor de los ojos puede ayudar a aliviar la tensión y promover la relajación.
  6. Uso de gafas adecuadas: si pasas muchas horas frente a pantallas, deberías plantearte usar gafas con filtros de luz azul para minimizar la fatiga visual.

¿Qué tratamientos existen para el dolor de ojos crónico?

Cuando el dolor de ojos se vuelve crónico y persistente, es importante buscar opciones de tratamiento adecuadas. Aquí te presento algunas opciones que pueden ser recomendadas por un profesional de la salud ocular:

Medicamentos

Dependiendo de la causa subyacente del dolor ocular, es posible que el oftalmólogo especialista te recete medicamentos para aliviar los síntomas, entre los que se incluyen: lágrimas artificiales para la sequedad ocular, gotas para reducir la inflamación o incluso analgésicos en casos más severos.

Terapia visual

En algunos casos, la terapia visual puede ayudar a mejorar la función ocular y reducir el dolor. Esto implica ejercicios específicos para fortalecer los músculos oculares, mejorar la coordinación visual y corregir problemas de enfoque o alineación.

Cambios en el estilo de vida

Adoptar hábitos saludables puede ser beneficioso para reducir el dolor ocular crónico. Esto incluye: mantener una buena higiene ocular, descansar adecuadamente, controlar el estrés, limitar el tiempo frente a pantallas o realizar pausas frecuentes para descansar los ojos.

Tratamiento de afecciones subyacentes

Si el dolor de ojos crónico está relacionado con una alteración ocular específica como: el ojo seco crónico, la blefaritis, la conjuntivitis crónica u otros problemas, el enfoque estará en tratar y controlar la enfermedad subyacente.

Recuerda que cada caso es único y el tratamiento adecuado dependerá de la causa subyacente y de la gravedad del dolor.

Dolor en los ojos tratamientos

¿Cómo prevenir el dolor de ojos?

Algunas medidas que puedes tomar para prevenir el dolor en los ojos son:

  1. Descanso visual: toma descansos regulares si pasas mucho tiempo trabajando con pantallas o realizando tareas de visión cercana. Recuerda la regla 20-20-20: cada 20 minutos, fija la mirada en un punto lejano a unos 6 metros de distancia, durante 20 segundos.
  2. Iluminación adecuada: asegúrate de tener una iluminación apropiada en tu entorno de trabajo o estudio. Evita reflejos o luces demasiado intensas que puedan causar fatiga visual.
  3. Parpadear con frecuencia: Parpadear es importante para mantener tus ojos hidratados. Cuando estás frente a una pantalla, es común parpadear menos, con la sequedad ocular que ello conlleva. Haz un esfuerzo consciente para parpadear regularmente.
  4. Ajuste de la pantalla: asegúrate de que la pantalla de tu ordenador o dispositivo móvil esté correctamente ajustada. La posición adecuada, el brillo y el contraste pueden reducir la tensión ocular.
  5. Uso de gafas o lentes de contacto adecuadas: Si usas gafas o lentes de contacto, asegúrate de que estén actualizadas y adaptadas a tus necesidades visuales actuales. Unas gafas o lentes inapropiadas pueden aumentar el dolor de ojos.
  6. Hábitos saludables: mantén un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales para mejorar la salud ocular. Además, asegúrate de descansar lo suficiente y controlar el estrés de manera efectiva.

¿Cuándo debo acudir a un oftalmólogo por el dolor de ojos?

Si sufres de dolor ocular persistente, intenso o recurrente, es fundamental consultar con un oftalmólogo especialista

No debes ignorar síntomas como: cambios repentinos en la visión, dolor severo, enrojecimiento, inflamación intensa, o si has sufrido una lesión en los ojos. Si ya tienes alguna enfermedad ocular y presentas nuevos síntomas, también es necesario que acudas a un especialista.

Recuerda que cada caso es único, por ello es esencial buscar atención profesional para que te realicen un diagnóstico y te receten el tratamiento más adecuado para tu caso concreto.

En nuestra clínica de oftalmología de Badajoz, Cáceres, Mérida y Portugal Sánchez Trancón, contamos con un equipo de especialistas altamente capacitados y la tecnología más avanzada para ayudarte a recuperar y mantener una buena salud visual.

No dejes que el dolor o los cambios en tu visión afecten a tu calidad de vida. Ponte en contacto con nosotros hoy mismo y agenda tu cita, estaremos encantados de atenderte.

Clínica oftalmología

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email